tendencias-en-papel-pintado

Cómo empapelar una pared con papel pintado

El papel pintado es una excelente alternativa para las paredes, además de aportar el toque decorativo que tú quieras, podrás disimular pequeñas imperfecciones a la vez que protege la superficie.

 

La limpieza es muy fácil y la instalación sencilla. Puedes empapelar una habitación entera en solo una tarde sin necesidad de retirar o proteger el mobiliario.

 

Aquí os dejamos con un tutorial para que tu mismo puedas hacerlo, sin embargo, si decides contratar a un experto, cuenta con nosotros, llevamos muchos años instalando papel pintado.

¿Que herramientas necesitamos para colocar papel pintado?

  • Metro a nivel de burbuja
  • Regla
  • Cutter
  • Trapo
  • Esponja
  • Brocha

Tipos de papel pintado

En cuanto al material hay que tener en cuenta la base y la superficie. La base puede ser tradicional o de tejido no tejido (TNT) y la superficie puede ser de papel tradicional, vinílica, espumante, flocada o TNT.

 

En los papeles con base tradicional la cola se aplica tanto en el papel como en la pared, mientras que en los que tienen base de TNT sólo requieren encolado a la pared, algo que simplifica bastante la instalación.

 

Un buen sitio para adquirir papeles pintados y todo el material necesario para su colocación es Pinturas Chinales.

Preparación de la pared antes de empapelar

Antes de colocar el papel debemos asegurarnos de que las paredes están en buen estado, limpias y listas, si no es así primero deberás sanearla. Si tienes gotelé, deberás quitarlo previamente y si la pared está pintada con pintura plástica o la superficie es porosa tendrás que aplicar antes una base de imprimación.

 

Si la pared ya está empapelada tendrás que utilizar un producto especial quita papeles. Retira los embellecedores de enchufe.

papeles-pintados
papel-pintado-infantil

Medir y cortar el papel pintado

El primer paso es medir la altura del papel sin contar el rodapié, añade a esta medida unos 3 o 5 centímetros por arriba y por abajo.

 

Marca la medida total en el papel y corta con un cúter y regla. Ya tendríamos la primera tira.

 

Si el papel que has elegido tiene un motivo que ha de seguir una continuidad, mejor cortarlas a medida que se van colocando para evitar errores, ya que tendrás que ir cazando el dibujo.

 

Si tu papel no tiene dibujo de continuidad, puedes cortar al comienzo todas las tiras. No hace falta que vuelvas a medir, basta con que superpongas la primera como referencia.

 

Siempre comenzaremos a empapelar a partir de una ventana pero si quieres empapelar solo una pared que no tiene ventana debes comenzar por la esquina.

 

Para que el papel quede recto hay que trazar una línea vertical de referencia. Mide el ancho del papel y descuenta de 3 a 5 centímetros para el sobrante.

 

Para que la línea que vamos a marcar en la pared sea recta, utiliza el nivel de burbuja. Marca con un lápiz desde el techo hasta el suelo.

 

Una vez ya tenemos la línea de referencia, procederemos al encolado. Si el papel es tradicional, primero debemos encolar el papel y después la pared, si el papel tiene base TNT pues directamente pasamos a encolar la pared.

Encolado del papel

Para encolar el papel tradicional aplica la cola con una brocha de dentro hacia afuera. Una vez lo tengas, dobla el papel por la mitad para trabajar con él más cómodamente.

 

Una vez tengas la primera tira de papel encolada, procede con la pared.

 

Aplica la cola con un rodillo o una brocha, extiende bien para que no se hagan grumos y recuerda sobrepasar un poco el ancho del papel para que los bordes queden bien pegados.

 

Para adherir el papel, coge la tira que ya se ha encolado y despliega solo la primera mitad (recuerda que lo doblamos en dos partes).

 

Si tu papel es base TNT que no requiere encolado en el papel, para que sea más fácil de manipular, enrolla la tira al revés y despliega solo la parte superior. Comienza por el límite con el techo, alinea el borde de la tira con la línea vertical dejando un sobrante en el techo de entre 3 y 5 centímetros.

 

Pega el papel con las manos tratando de expulsar las burbujas de aire hacia los bordes de la tira, desplegando el rollo y presionando.

 

Repasa con un trapo y coloca la segunda tira presentada para hacer coincidir el dibujo. Acerca la tira a un milímetro de la anterior y arrastra hasta juntar, sin sobreponer, haciendo coincidir el dibujo.

 

Coloca el resto de tiras tomando como referencia a la que se ha colocado en último lugar. Repasa cada tira con el trapo, es importante unir perfectamente los bordes de las distintas tiras para conseguir que las juntas resulten invisibles, en ningún caso montes unas sobre otras.

 

En caso de error podemos despegar y volver a pegar correctamente.